Como si de un verdadero plato se tratase, esta marca fue creada gracias a la mezcla de una serie de ingredientes que se detallan a continuación:
Aquí encontrarás cositas únicas, personales, cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Todas ellas son producto de una galletita loca que no puede parar de imaginar, crear y soñar cosas bonitas.

Espero que te gusten.

¡Gracias por tu visita!
Si buscas algo especial, diferente y personal, éste es tu sitio. Da igual si quieres un detalle para regalar o para uso personal. Te invito a que pasees por todos los catálogos que aparecen aquí. De todas formas, en esta página principal irán apareciendo entradas con las novedades que luego incluiré en cada uno de dichos catálogos, clasificadas adecuadamente. Si te interesa un tema en concreto, no dudes en pinchar en la gallinita correspondiente, pues allí podrás encontrar toda la información necesaria para hacer un pedido, como los precios, gastos de envío... Si aún así te queda alguna duda, ya sabes, escríbeme a la dirección que aparece arriba.

Y si quieres estar permanentemente informad@ de lo que se inventa esta galletita, visítame a menudo, me harás muy feliz.


domingo, 21 de noviembre de 2010

...Y DE PRONTO APARECIÓ...

Hace días os hablaba de lo cansada que me encontraba y de lo que desearía tener entre mis manos un poco de pócima mágica de esa que tomaban los habitantes del pequeño pueblecito galo que todos conocemos. Os dije que había hecho unas bolsas con el pequeño Astérix pero que no os las podía mostrar porque no encontraba el lápiz usb que contenía las fotos. Pues bien, todavía no ha aparecido, pero buscando en otro "artilugio", me topé con una copia, así que aquí la tenéis, es ésta:


Y ya que hablo de encontrar cosas, este fin de semana por fin he conseguido las luces que tanto buscaba.
Siempre que llega la Navidad las persigo por las tiendas, pero nunca hay exactamente lo que quiero. Hay infinidad de luces a la venta, pero las que a mí me gustan son de un color amarillento y no parpadean. Me enamoré de ellas cuando las ví hace unos años en casi todas las tiendecitas y tabernas de Baqueira, además de porque aparecen habitualmente en "mi revista" (ya sabéis cuál es).
Aunque en principio están ideadas para estas fiestas, las utilizan de continuo, independientemente de qué fecha sea, porque dan un toque tan cálido, campestre, y por qué no, romántico, que es fantástico apagar las demás luces y quedarte en penumbra alumbrada sólo por las pequeñas bombillitas.
No me he resistido a sacar una foto para que veais lo que digo, pero os aseguro que en vivo es muchísimo mejor.



No hay comentarios: