Como si de un verdadero plato se tratase, esta marca fue creada gracias a la mezcla de una serie de ingredientes que se detallan a continuación:
Aquí encontrarás cositas únicas, personales, cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Todas ellas son producto de una galletita loca que no puede parar de imaginar, crear y soñar cosas bonitas.

Espero que te gusten.

¡Gracias por tu visita!
Si buscas algo especial, diferente y personal, éste es tu sitio. Da igual si quieres un detalle para regalar o para uso personal. Te invito a que pasees por todos los catálogos que aparecen aquí. De todas formas, en esta página principal irán apareciendo entradas con las novedades que luego incluiré en cada uno de dichos catálogos, clasificadas adecuadamente. Si te interesa un tema en concreto, no dudes en pinchar en la gallinita correspondiente, pues allí podrás encontrar toda la información necesaria para hacer un pedido, como los precios, gastos de envío... Si aún así te queda alguna duda, ya sabes, escríbeme a la dirección que aparece arriba.

Y si quieres estar permanentemente informad@ de lo que se inventa esta galletita, visítame a menudo, me harás muy feliz.


lunes, 16 de febrero de 2015

A BOY'S STORY

Estaba una noche a punto de dormirme, cuando el corazón me dio un vuelco. ¿Pero en qué estaba yo pensando para no darme cuenta?. ¿De qué? os preguntaréis. Pues de que mi peque este año hace la Primera Comunión y, viéndolo aún tan lejano (o eso es lo que yo pensaba), aún no me había ni planteado hacerle nada especial como hice con mi sobri hace dos años (la mantita de estrellas que tuve que hacer en tiempo récord, ¿os acordáis?). Total, que me levanté de inmediato de la cama y fui al armario donde tengo todos los libros y revistas de patchwork con la esperanza de encontrar algo que realmente me llenara. Fue entonces cuando vi un librito que había comprado hacía tiempo. Era de Anni Downs, me encantan sus trabajos, y en concreto se trataba del quilt "A Boy's Story". Era perfecto!!, así que enseguida me puse a seleccionar telas. Pero cuando ya casi las tenía todas pensadas, me eché para atrás y volví a partir de cero. ¿El motivo?. Que tuvo que salir ese pequeño duende que llevo dentro que hace que siempre acabe usando cuadros y telas "viejunas" como diría Isa, jajaja. Y es que siempre lo digo, las obras de patchwork te pueden gustar mucho o no gustar nada, todo depende de las telas que elijas, y como somos todas tan diferentes, con gustos tan distintos, pues supongo que cada una somos fieles a nosotras mismas y siempre acaba saliendo nuestro estilo de alguna manera.
Pues en ello estoy. Ya llevo unos bloques hechos y algunas tiras de cómic bordadas. Todavía me falta mucho por hacer, pero aún estando en febrero, no pierdo la esperanza de no acabar de los nervios como pasó con la manta de mi sobrino...
Os muestro parte del trabajo. Desde luego que me salgo de lo normal con las telas, no digamos con la tela de fondo. Y las que voy a poner alrededor de los bloques y tiras van a ser telas de cuadros. Total, que no se va a parecer nada a las que se ven por ahí, pero yo soy así, si no hago mías las cosas, no terminan de llenarme. Cuando vaya más avanzada os mostraré más, pero de momento, aquí va un aperitivo ;)

Eso sí. Tenéis que guardarme el secreto porque tiene que ser una sorpresa!!

domingo, 15 de febrero de 2015

REGALITOS MUY ESPECIALES


No me puedo creer que el lunes haya hecho un año desde mi última entrada... Que el tiempo pasa volando es más que evidente, pero lo hace tan rápido que da vértigo.
Ha sido un año lleno de ideas, proyectos, ilusiones..., aunque también de rutinas y de dejarse llevar. Costaría echar la vista atrás para mostraros todo lo que fui haciendo en este tiempo, así que no lo voy a hacer, no miraré al pasado, al menos a uno muy lejano.

Creo que a estas alturas ya conocéis mi debilidad por el estilo country. Pues los Reyes este año me han traído esta casita con lámpara en su interior que coloqué en la cómoda de la entrada. Algo que odio del invierno es que los días sean tan cortos, llevo mal que anochezca tan temprano, pero ahora que puedo iluminarlos un poquito más, lo llevo con mejor humor :) 




En esta otra foto podéis ver delante de la casita un portavelas del mismo estilo, con la palabra "inspire" escrito, claro, con tipografía country. Alguna vez os conté también que que las velas me encantaban; de hecho dediqué hace tiempo una entrada a la marca Yankee Candles de la que soy una verdadera fanática.



Bueno, pues aunque sigo fiel a ellas, me puso muy contenta encontrarme bajo el árbol esta vela de Mr. Wonderful. No sólo huele muy bien (es de leche de coco); también es reconfortante leer la frase "Vela que huele a ratos gustosos de sofá y manta". Y es que, ¿habrá algo más ideal que pasar una tarde de domingo viendo una peli en el sofá con las personas que más quieres, tapaditos todos con una linda manta?. Y si a esto le sumamos el sonido de la lluvia golpeando los cristales y un chocolate caliente con algo rico para acompañar... Conseguimos la perfección!!, jajaja.
Se presenta un domingo pasado por agua, así que quizás haya que poner en marcha el plan.. ;)


Y ya para terminar. Ayer fue San Valentín. A mí me gusta extender ese día a algo más que el amor entre las parejas. Yo les digo "Feliz San Valentín" a todas aquellas personas a las que quiero, y este año repartí unas galletitas entre ellas para demostrarles mi aprecio :)


 Un besito y Feliz San Valentín, aunque no pueda daros galletitas!