Como si de un verdadero plato se tratase, esta marca fue creada gracias a la mezcla de una serie de ingredientes que se detallan a continuación:
Aquí encontrarás cositas únicas, personales, cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Todas ellas son producto de una galletita loca que no puede parar de imaginar, crear y soñar cosas bonitas.

Espero que te gusten.

¡Gracias por tu visita!
Si buscas algo especial, diferente y personal, éste es tu sitio. Da igual si quieres un detalle para regalar o para uso personal. Te invito a que pasees por todos los catálogos que aparecen aquí. De todas formas, en esta página principal irán apareciendo entradas con las novedades que luego incluiré en cada uno de dichos catálogos, clasificadas adecuadamente. Si te interesa un tema en concreto, no dudes en pinchar en la gallinita correspondiente, pues allí podrás encontrar toda la información necesaria para hacer un pedido, como los precios, gastos de envío... Si aún así te queda alguna duda, ya sabes, escríbeme a la dirección que aparece arriba.

Y si quieres estar permanentemente informad@ de lo que se inventa esta galletita, visítame a menudo, me harás muy feliz.


jueves, 3 de febrero de 2011

"DE QUITA Y PON"

"No puedo vivir sin tí, no hay manera...". Esta frase formaba parte de la canción que sonaba en un anuncio de Ikea el año pasado, ¿os acordais?. Pues se me acaba de venir a la cabeza para comenzar esta entrada que dedico a "mi avituallamiento particular" de todas las mañanas en el cole. Porque no sé qué haréis vosotras, pero yo soy incapaz de pasar sin tomarme algo desde el desayuno hasta la hora de comer, sencillamente creo que me desfallecería en medio del aula. Por eso todos los días me llevo agua, fruta, galletas, yogures o lo que pinte. Y digo yo, ¿qué lo voy a llevar en una bolsa de plástico?, ¿o rodando por el bolso para que todo se empape bien de aroma a mandarina, plátano...?. Pues no. ¿Por qué no hacerme para mí una bolsita igual que la de los peques?. Eso fue lo que hice hace ya varios años. De hecho, fue el "prototipo" de mis futuras bolsitas, la primera que hice en toda mi vida. Ahí la tenéis, todavía sigue resistiendo, con todos los lavados y trajines que lleva ya a sus espaldas.
Y fue este fin de semana cuando me dije, ¿por qué no hacerme otra bolsita para cuando la otra esté todavía en el tendal o metida en el cubo de la ropa sucia?. Me puse manos a la obra y para darle un toque diferente utilicé otro tipo de tela, un poco "más serio", dándole un toque personal y coqueto con un broche que hice con colores acordes a los de la bolsita. Éste es el resultado.
Ahora ya puedo decir que tengo bolsitas "de quita y pon". Y

1 comentario:

Mónica dijo...

Irma, ¡quiero una!
Hablamos el lunes en el cole.
Un besazo, Mónica.